LA COCINA CASERA DE CONCHI

LA COCINA CASERA DE CONCHI
Soy aficionada a la cocina y me encanta la repostería. Os doy la bienvenida a mi rincón, desde el que quiero compartir con tod@s vosotros mis recetas sencillas, prácticas, del día a día, con mucho reciclaje y sobre todo con mucho cariño!!

14 abr. 2012

Bizcocho de naranja y yogurt



Este bizcocho lo he visto en Las recetas de mamá  con naranjas no lo había hecho nunca y como a mi me encantan las naranjas no he podido resistirme a hacerlo. Con alguna variación, yo he sustituido la mermelada de naranja amarga (que no tenia) por la ralladura de una naranja que también le sienta bien. 
Es el clásico bizcocho de yogurt sencillito, perfecto para una merienda o para el desayuno y que acepta un montón de variedades, (las cantidades varían un poco depende de lo que le pongamos) O como base para rellenar de lo que mas nos guste, es un básico y siempre suele salir bien. 

Ingredientes:
·         1 yogur natural
·         4 huevos
·         240 g de harina
·         240 g de azúcar
·         100 ml de aceite de oliva suave
·         El zumo de una naranja
·         La ralladura de una naranja
·         1 sobre de levadura
Preparación:
Se separan las yemas de las claras y se montan por separado con una parte del azúcar que añadiremos cuando las claras estén medio montadas. Al montar las claras con el azúcar se consigue un merengue más firme y hace que el bizcocho quede más esponjoso.
Mezclar el azúcar con las yemas, añadimos el yogur, se bate bien para incorporarlo, y lo mismo se hace con el zumo y la ralladura de naranja. Cuando está bien mezclado se añade el aceite, la harina y la levadura, no se debe batir demasiado, no importa si nos quedan grumitos porque cuando lo horneemos van a desaparecer.
Ya solo queda incorporar las claras montadas a punto de nieve. Para que no se bajen las claras al mezclarlas con la masa se incorpora con movimientos envolventes.
Se calienta el horno a 180º y se prepara el molde: para ello se pincela el fondo con margarina o aceite y se cubre el con papel de hornear, que se pincela igualmente. Se vierte la masa del bizcocho y se hornea durante una media hora, o hasta que esté bien cocido. La mejor manera de saberlo es con la prueba del palito: se pincha con un palito de brocheta y si sale limpio, es que está bien hecho.
Desmoldar cuando se haya enfriado, yo para decóralo le he puesto unas almendras laminadas.
Ha quedado riquísimo y muy jugoso además su preparación es fácil y rápida, probarlo… os gustara.!!

8 abr. 2012

Rosquillas dobles de la tía Jose


Las rosquillas son un dulce típico que se hace por Semana Santa. Hay muchas recetas, con ingredientes parecidos y después cada uno le ha dado su toque personal. Normalmente se suelen hacer en compañía (en esta ocasión con mi tía), mientras una hace las rosquillas la otra se cuida de freírlas, y pasarlas por el azúcar con canela.
La receta que os pongo es la que han hecho siempre en casa la familia de mi marido, las hacia su madre y ahora la hemos hecho con su tía, (para aprender la técnica… jeje), son dobles, blanditas y jugosas por dentro. Uhmm… sencillamente buennnisimas…
Con estas cantidades nos salieron unas 40 rosquillas.




Ingredientes:
§  4 huevos
§  16 cucharadas de azúcar
§  16 cucharadas de zumo de naranja
§  16 cucharadas de aceite de oliva suave
§  16 cucharadas de anís seco (mejor qué dulce)
§  2 sobres de levadura tipo canario 0 2 papelillos dobles de gaseosa
§  Harina la que admita ,1 k y 1/2   aprox.
§  La ralladura de limón grande y la cascara de otro.
§  Aceite de girasol para freír las rosquillas.
§  Azúcar y canela para rebozar.  

Preparación:

Calentar el aceite que le pondremos a la masa con un buen trozo de cascara de naranja (para que coja sabor a naranja), dejamos enfriar y sacamos la cascara.

Batimos los huevos con el azúcar, añadimos el zumo de naranja y mezclamos un poco. Añadimos el aguardiente (anís seco), la ralladura de limón, el aceite y la levadura, mezclamos. Vamos añadiendo la harina poco a poco, la que admita. Dependerá de lo grandes que sean los huevos. Mezclamos todo muy bien hasta que la masa esté espesa.
Cuando ya no podamos remover la masa en el cuenco echamos algo de harina en el mármol y ahí podemos seguir amasando hasta lograr una masa que deberá quedar tierna, pero maleable. Para comprobar el punto de la masa, nos untamos las palmas de la mano con harina y si cogiendo un trozo de masa, podemos formar una bola y no se nos queda pegada, entonces ya la tenemos lista, ése es el punto de la masa.

Y llegado el momento de hacerlas, se coge un poco de masa y hacemos un “rulito” juntamos las dos puntas del rulo, cogemos otro”rulito” y lo ponemos encima del otro, presionando un poco para que se unan.
También podemos hacer dos bolitas, nos lo ponemos en la palma de la mano, las unimos y con los dedos hacemos un agujero en el medio y estiramos un poco la masa para hacer el agujero más grande.

Ponemos a calentar abundante aceite en un sartén honda o en una olla que es más profunda. Echamos las rosquillas a la sartén cuando este caliente pero sin pasarse, ya que entonces la rosquillas se harían enseguida por fuera y se quedarían crudas por dentro.

Cuando suban a la superficie, se le da vueltas a las rosquillas, rápido para que abra y se quede bien redondita.

Una vez fritas, se van sacando sobre papel de cocina un momento (para que escurra el exceso de aceite) y después las pasamos por el azúcar con canela que tendremos preparado en un plato.
Dejar que se enfríen las rosquillas antes de comérselas…ya se que es difícil resistirse, pero calientes no sientan muy bien.
Aguantan frescas y tiernas varios días, incluso están mejor al día siguiente de su preparación.

Nota: Tened cuidado de no pasaros con la harina, pues las rosquillas nos saldrían duras.  

6 abr. 2012

Potaje de garbanzos con bacalao


La Semana Santa ya esta aquí y este potaje de vigilia con bacalao es ideal para estas   fechas en las cuales es tradición no comer carne.
 Hay a quien le gustan los garbanzos con bacalao y espinacas y también hay quien prescinde del bacalao y prepara el potaje solo con espinacas o solo con acelgas. En mi casa nos gusta con bacalao y acelgas, aquí os dejo la receta…. Ya me contareis que os parece.

Ingredientes:

300 grs. de garbanzos secos (sin remojar)
200 grs. de bacalao
300 grs. de acelgas (puedes encontrar bolsas ya cortadas)
5 patatas medianas
1 cebolla grande
1 cucharada pequeña de pimentón dulce
1 cucharada pequeña de harina
2 hojas de laurel
2 huevos duros 
Un poco de aceite de oliva (para hacer el sofrito)
Sal, agua



Preparación:

Lo primero es poner el bacalao en agua a desalar y los garbanzos en remojo con agua templada la noche antes (entre 8-10 horas) para que al cocerse salgan blandos. Los garbanzos doblan su volumen y por tanto su peso después de estar en remojo, así que si en vez de garbanzos secos, quieres hacer la receta con garbanzos ya cocidos necesitarás unos 600 grs. o dos botes de los que venden en cualquier supermercado.

Ponemos a cocer los garbanzos con bastante de agua sin sal, (hay que tener en cuenta que el bacalao aporta una buena cantidad de sal). Al final de la cocción reservaremos un poco de agua por si nos hace falta más adelante.
Mientras preparamos el sofrito de nuestro potaje de vigilia.
Pelar la cebolla y picarla muy fina. Cuando la cebolla esté transparente añadiremos la cucharada de harina removemos bien con una cuchara de madera, apagamos el fuego y añadimos el pimentón dulce y reservamos.

Pelar las patatas y cortar en trozos grandes, lavar las acelgas y cortar solo las hojas, con las pencas (parte blanca) podemos hacer otra receta. Reservar.
Cortar en trozos del tamaño que más os guste el bacalao que habremos desalado previamente. En esta ocasión yo he puesto los trozos de los laterales de unos lomos que he comprado para hacer bacalao con tomate. Ver receta. (También podéis poner bacalao desmigado, que encontrareis en cualquier supermercado)
Si usas bacalao ya desalado te ahorrarás el tener que poner el bacalao en remojo, pero sinceramente el sabor no es el mismo, es más suave pero también un poco menos auténtico. Yo prefiero comprar bacalao salado y desalarlo en casa.

Cuando los garbanzos estén tiernos añadir las patatas, las acelgas y el sofrito, dejar cocer a fuego medio unos 15 minutos Remueve un poco y si queda espeso añade un poco del agua de la cocción de los garbanzos que hemos reservado. Añadir el bacalao en trozos y dejar cocer 5 minutos más. Es el momento de probar de sal... si es necesario ajusta añadiendo un poco de sal y listo.

Troceamos los huevos duros y los echamos al potaje. Dejar reposar un poco y servir.

Buen provecho!!



Torrijas!!

Estamos en  Semana Santa..  ya tenía unas ganas de hacer torrijas, me encantan!! pero solo las hago por estas fechas ya que tienen muchas calorías, pero están tan buenas que resulta difícil comerse solo un par.
En otros blog he visto que las preparan con un pan especial para torrijas, yo siempre las he hecho con pan del día anterior como siempre se han hecho en casa, de hecho es una receta de aprovechamiento,  y preparo bastante cantidad porque ya me están diciendo !! Para cuando esas torrijas!!
Si no queréis hacer tantas reducir las cantidades a la mitad. A mi me han salido 34 torrijas.

Esta receta me la dio la madre de una amiga, mi suegra también las hacia  y vino dulce, pero a mi estas me gustan más… jeje

Probar a hacerlas y ya me contareis.… Uhmmmm




Ingredientes:
  • 3 barras de pan del día anterior
  • 2 litros de leche
  • 1 ramita de canela
  • 1 trozo de corteza de limón (optativo)
  • 5 - 6 huevos
  • 250 grs. de azúcar
  • Canela molida
  • 1 litro de aceite de oliva suave
Preparación:


Poner en una cacerola la leche con la mitad del azúcar, la rama de canela y la corteza del limón, calentar hasta que empiece a hervir, dejar enfriar.

Cortas el pan en rodajas de unos 3 cm. de grosor más o menos.
Cuando la leche este templada poner las rodajas de pan dentro de una bandeja y añadir la leche para que se remojen y chupen la leche…  jeje,  sacar con cuidado y sin apretar porque se rompen.
Mientras tanto batir los huevos y poner a calentar aceite en una sartén mediana y honda, tiene que estar bastante caliente.
Mezclar el azúcar con canela en polvo al gusto y reservar.


Pasar el pan por la leche, después por el huevo y llevar a la sartén, freír y darle la vuelta con cuidado.

Las primeras torrijas salen blanquitas pero cuando llevas unas cuantas el aceite se va manchando de los restos del huevo. Hay que ir retirándolos con un colador pequeño, porque se pegan a las próximas torrijas y nos quedarían oscuras y feas.

Poner en un plato con papel absorbente un momento, para quitarles el sobrante de aceite 

y antes de que se enfríen pasar por el azúcar con canela que teníamos preparado.

Y ya tenemos listo este típico postre de semana santa.
Aquí os dejo un par de torrijas para probar!!

                                                Que aproveche!!.



5 abr. 2012

Lengua con alcaparras (Llengua amb tàperes)


Esta receta es adaptada al gusto de mi marido (ya veréis que hay muchas similares) ya que cada uno en su casa cocina a su manera, y yo tengo la costumbre de coger lo que más me gusta de cada sitio a donde voy y mezclarlo… a ver que sale.

De muchos es conocido el dicho mallorquín:

"Què has menjat llengua?" ("¿Has comido lengua?"), Normalmente dirigida a quien habla demasiado, ....

Ingredientes:
(Para 4 personas)
  • 1 lengua de ternera (o si prefieres 3 ó 4 de cerdo)
  • 1 puerro
  • 2 cebollas
  • 200 grs. de tomate triturado o dos tomates naturales
  • 1 bote de alcaparras
  • 1 cucharadas harina para espesar
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce o picante al gusto
  • Hinojo, sal y pimienta
  • Caldo de cocer la lengua
 Preparación:

Hervimos la lengua (una hora aprox.) con un poquito de hinojo, el puerro, sal y pimienta. Dejar que se enfríe y reservar. Colar el caldo.


 Cortamos la cebolla en trocitos, ponerla en una cazuela con un poco de aceite de oliva y sofreír a fuego suave, añadir el tomate y las hojas de laurel. Cuando todo este sofrito, agregar una cucharada de harina, le damos un par de vueltas apagamos el fuego y añadimos el pimentón, lo ponemos todo en el baso de la batidora y añadimos un poco del caldo de cocción de la lengua, (colado) y lo trituramos.


 Colar el resto del caldo, pelar la lengua y trocearla en rodajas finas, la añadimos al sofrito y le ponemos un vaso de vino blanco y dos 
Vaso del caldo de cocer la lengua y lo dejamos a fuego bajito durante 20 minutos le añadimos las alcaparras rectificamos de sal y dejamos cocer 10 minutitos más… y listos a comer!!!


 Si encontramos que la salsa nos ha quedado un poco espesa podemos añadir un poco más de caldo (al gusto, ya veis que a nosotros nos gusta clarita). Si por el contrario esta poco espesa para vuestro gusto le podemos añadir un trozo de pan del día anterior o unas almendras tostadas y trituradas que le da muy buen gusto y es muy típico de Mallorca. 
Buen provecho!!



3 abr. 2012

Masa de Pizza



Vamos a hacer una masa excelente de forma casera, con ingredientes que se encuentran en cualquier tienda o supermercado. La encontré hace tiempo en la red en unapizza.es  la masa estaba muy buena, aunque yo la hice mas finita, pero eso se soluciona con estirarla un poco más y listo.



La harina ideal para hacer pizza seria la denominada "00", pero si os es difícil encontrarla, usaremos harina normal, nada de "para repostería o rebozados". La levadura tiene que ser fresca (o seca, si no se encuentra fresca), en Mercadona se encuentra en la sección de yogures y viene en unos paquetitos de 2 x 25g. cada uno. Lo interesante la levadura se puede congelar porque tiene una caducidad muy corta.





Ingredientes:
106 grs. De agua templada    
170 grs. De harina
16 grs. De levadura fresca
2 grs. De sal


Modo de hacer una pizza:
Mezclamos el agua, la levadura (primero la desmenuzamos) y 2 cucharadas de harina, la sal y lo mezclamos. Y lo dejamos reposar 10 minutos hasta que fermente. 

Una vez pasados, empezamos a añadir poco a poco la harina sin dejar de mover con una cuchara de madera.



Seguiremos así hasta que la bola que se ha ido formando se despegue. 

Así sabremos que es el momento de empezar a amasar. Veréis que llegados aquí, no se ha gastado toda la harina (no debería), el resto es la que vamos a usar para amasarla. En el caso de que se haya gastado toda la harina, necesitaremos una poca mas para amasar.

Ahora echamos un poco de la harina (no toda) que nos ha sobrado sobre la encimera, sobre esta echamos la bola de masa que hemos hecho, nos enharinamos las manos y empezamos a amasar la bola, añadiéndole mas harina conforme la vayamos necesitando.
Una vez terminada de amasar (durante 5 minutos por lo menos)la tapamos con un trapo de cocina por encima y la dejamos reposar para que la levadura haga su efecto y la masa suba, por lo menos durante 30 minutos. Al final quedará algo como esto:

NO dejar reposar la masa encima de la encimera si es de mármol 
ya que el frío de esta puede que no la deje subir.  Mejor dentro de un bol tapada con un trapo. 

Después de dejarla reposar es el momento de estirarla. Ponemos un poco de harina en la mesa y colocamos la masa encima, nos enharinamos las manos y comenzamos a aplastar la masa con cuidado de que no se rompa.
Una vez que tenemos hecha la masa extendida, sólo queda echarle los ingredientes que deseemos.


Al hacer las pizzas en hornos convencionales la masa no se tuesta mucho, dando la impresión de que está cruda, por eso nos pasa que se nos tuestan demasiado. Podemos solucionarlo echando a la masa (cuando mezclamos el agua, la levadura, etc) un poco de azúcar, y nos dará un mejor aspecto a la pizza.

Estos ingredientes son  para hacer hasta 1 pizza. En caso de que quisieras hacer más pizzas, las medidas se conseguirían multiplicando las medidas de 1 pizza por el número de pizzas que queremos hacer.

También podemos hacer más cantidad y la podemos congelar, calculamos la cantidad aproximada para hacer una pizza y hacemos bolas individuales. Así siempre tendremos masa para hacer pizza en un momento dado.

Espero que os sea de utilidad.

Buen provecho!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...